viernes, 15 de agosto de 2014

PILOTO FRUSTRADO


Trajinando con viejas fotos, me encontré con esta: somos 4 de los 5 primos por parte de padre en algún verano pretérito en la playa de San Lorenzo (la Iglesia de San Pedro, al fondo), en Gijón, e ilustra uno de los más sonados berrinches que protagonicé (aunque yo era un niño asquerosamente juicioso, y tampoco fueron muchos).

Pues ahí estoy, al lado de mi prima Marite, en plena llantina, relegado por mis primos Jorge (el mayor) y Mario (de mi misma edad) a la parte de atrás de la presunta lancha, que habíamos construido entre los cuatro en la arena.

El arrebato estaba más que justificado: “Pero yo quiero pilotaaar”.