jueves, 13 de noviembre de 2008

EL "CENTRO DE DÍA"

Parece que, por fin, debe haber llegado “juliembre”, el mítico mes que siempre menciona la auxiliar Begoña como el del inicio de las promesas nunca cumplidas. Una de ellas, reiteradamente pospuesta, era esta: la puesta en marcha de un “centro de día” al que acuden una serie de compañeros que llegan aquí a las 10 de la mañana, comen con nosotros y se marchan a las 5 de la tarde. Esta innovación ha supuesto la contratación de Noelia, una guapísima educadora extremeña (a mi me recuerda a mi amiga Emi hace unos años, cuando la conocí, y os juro que estoy tratando de olvidar esa obsesión) que viene a sustituir definitivamente a nuestra querida Nuria (y que Noelia sea espectacularmente guapa no nos va a hacer olvidarla, conste).
Además, la puesta en marcha del “centro de día”, paradójicamente, ha supuesto una mejora de las condiciones aquí. Aunque Benito, nuestro cocinero, tiene más trabajo (se ha duplicado, aproximadamente, el número de comensales) la calidad de la comida, hay que reconocerlo, ha mejorado.
La llegada de estos, de momento, 7 nuevos compañeros ha mejorado, contra todo pronóstico, el ambiente aquí (quizás porque lleva aparejada la contratación de nuevas trabajadoras-Clemen y Susana, más dos chicas “en prácticas”, Paula y Marina-con las que no contábamos).
Pensareis que soy un tanto “ciclotímico”, pero lo cierto es que esta novedad me hace ser más optimista en cuanto al futuro de este equipamiento.
Esperemos que el tiempo refuerce mi optimismo. Nada me gustaría más.

Por cierto, ayer hubo fiesta aquí, pues la Residencia cumplía su primer año de vida. Con sus problemas (creo que ya suficientemente abordados por mi en anteriores entradas) es, sin duda, un equpamiento innovador y necesario, y espero, sinceramente, que "cumpla muchos más".

14 comentarios:

Liberto Brau dijo...

Quiero agradecer tus visitas a “Amanece púrpura”, lectura del primer capítulo de esta novela “en proceso” y comentario… en suma, tus palabras. Vuestra respuesta ha sido realmente espectacular, desmedida, superando en mucho mis expectativas. En apenas nueve días “Amanece púrpura”, su primer capítulo, ha tenido 750 lecturas, 70 comentarios como el tuyo entre los que dejaron sus palabras en la página o en mi e-mail… Recientemente he editado la segunda entrega, que te invito a visitar y leer… Mantengo el acuerdo de “palabras” que planteaba: un nuevo capítulo cada 52 comentarios, por lo menos… Gracias Gracias Gracias… Y ahora me voy a leer tu último texto… El que escribe debe leer, y viceversa… Saludos cómplices… Liberto Brau

MK dijo...

Quedate con esa frase que dice aquello de "La primera impresión es la que cuenta". Dices que esta novedad te hace sentir más optimista respecto al futuro del equipamiento. Contágia y contamina con ese presentimiento a todos los que te rodean.
Es infalible.
Un abrazo grande , guapetón.Y espero que Noviembre acabe por ser vehementemente dulce y cálido para todos , que falta nos hace.

koolauleproso dijo...

.-Liberto (o Pau, ¿qué más da?): Ya he leído ese segundo capítulo, y ya estoy esperando el tercero. Esto me recuerda, un poco, a los viejos folletines por entregas (sólo que, gracias a internet, gratis). Gracias a ti, por compartir tu talento con nosotros.
.-MK: No nos engañemos, la mejora aquí se debe a la inyección presupuestaria que ha conllevado la apertura del "cento de día". Pero, sea por lo que sea, bienvenida sea.
un beso, guapa

atikus dijo...

Igual le gustan a Noelia los Extremoduro...es que ya me la estaba imaginando con pantalones de licra y botas negras jaja..es que tengo una imaginación que se me va la pelota!!

Bueno me alegro que tengas buenas nuevas, cocinero cualificado y educadora guapa es un buen comienzo, me alegro por este post!

koolauleproso dijo...

Bueno, Atikus: En realidad, desconozco los gustos musicales de Noelia, pero no me pega mucho que vayan por el "rock duro". Que sea extremeña (de Mérida, creo) no la convierte en fan de "Extremo duro", aunque nunca se sabe... Desde luego, no usa pantalones de licra, y en el calzado, tampoco me he fijado, la verdad.
Y si, estoy más optimista. Ya digo que, con el centro de día, se nota que hay más dinero destinado al centro, y las cosas van mejor. Que dure.

un abrazo

eva al desnudo dijo...

Hola Ro
No hace falta que publiques este comentario, solo decirte que estoy sin conexión en casa y por eso no puedo conectarme ni al mesenger.
Por cualquier cosa que necesites escribeme un mail que si puedo abro el correo todos los dias desde algún bar o casa ajena.
Espero que estés bien, un beso. Eva

www.aldesnudo73@gmail.com

koolauleproso dijo...

Eva, ya te he contestado articularmente, pero es que tengo por norma, publicar todos los comentarios que me lleguen.

un beso

Enrique dijo...

Hola Ro, hace tiempo que no entraba en tu blog y me alegra ver que comienzan a aparecer buenas noticias en el equipamiento. Si de verdad se quieren hacer bien las cosas está claro que todo va a ir mejor... no es tan dificil. Pedir que el centro sea absolutamente innovador y referente creo que va a ser bastante imposible. Lo que si tiene que hacer es dar una respuesta "adecuada" a las necesidades de un colectivo de personas que precisais de apoyos cotidianos.

Un abrazo y ánimo.

Sirena Varada dijo...

Hola Ro, nadie va a pensar que eres ciclotímico, sino que las cosas a veces mejoran objetivamente y es justo reconocerlo. Y también es justo reconocernos razonablemente optimistas.

Sigo paso a paso las vicisitudes de la Residencia y me alegra ver que las cosas se van solucionando y que tú estás más animado, aunque todavía espero que lo estés mucho más.

Besos

Un beso

koolauleproso dijo...

.-Enrique: La mejora objetiva de las condiciones de vida aquí, como ya creo haber dicho, se deben a una evidente inyección económica que ha traido consigo la apertura del "centro de día", pues, contra todo pronóstico se ha contratado para ese fin a dos nuevas auxiliares y su presencia acaba siendo un beneficio para todos.

La dirección, por su parte, evidencia las carencias que todos conocemos, como se demuestra los fines de semana, en que no funciona el "centro de día", no hay portero, y aquí es todo mucho más triste.

koolauleproso dijo...

.-Querida Sirena: Si, estoy más optimista, y no sólo por la evidente mejoría material aquí, si no porque, en cuanto a mis otros problemaa (que ya conoces) me he quitado un gran "peso de encima" con el desplome de la dichosa puerta, relatado en una entrada anterior.

besos para ti, también

nuria dijo...

como me alegra ese cambio de aires!veo que has hecho borron y cuenta nueva(aunque aun esta muy reciente)tiempo al tiempo, amigo ,como muy bien recita nuestro querido Luis.
ojala esa inyección(economica y social)sepa administrarse debidamente y tengas muchas alegrias por contar y nosotros/as encantados/as de escuchar(de leer en este caso;)
Besotes y muchos animos

Liberto Brau dijo...

Hola… Vengo de visita de domingo a saludarte de nuevo y ver como estás… No has editado ningún nuevo post, deseo que sólo sea por vagancia y que no estés aquejado de gripe aviar y te impida volar como cada otoño cada a "nuestra" isla con tu imaginación portentosa, tus recuerdos intactos.

Gracias por leer “Amanece púrpura” y por formar parte de esta historia de lectores y escrituras. No sabes cómo agradezco tu entusiasmo y entrega en este proyecto de palabras, tus comentarios que hacen posible que continúe esta feliz tarea de escribir no sólo para mí sino sobre todo para vuestros ojos e imaginación. Anoche edité la segunda parte que faltaba del segundo capítulo. Espero, deseo, que te guste… que renueves nuestro pacto. Saludos.

koolauleproso dijo...

.-Atikus (rectificando un poco): Noelia se ha mostrado verdaderamente indignada conmigo, "¿De dónde sacas tu que no me gusta "Extremo duro"?, me dijo el viernes. Que yo por encima de todo soy extremeña, y a mucha honra" me espetó el viernes tras comunicarme que había entrado en mi blog y se había encontrado con esa "aberración".
Me defendí balbuceando que lo único que me parecía es que su aspecto no me parecía nada "heavy", y que mis conocimientos musicales eran el colmo de lo exiguo, pero me preció que quedaba un tanto "mosqueada", de todas maneras.