lunes, 27 de octubre de 2008

10 comentarios:

desconvencida dijo...

¡Vivan los problemas logísticos! Me alegro mucho, Koolau, disfrutarás más aún de su compañía, ahora que pensabas que la ibas a perder por un tiempo... Precioso post, se percibe mucho entusiasmo en él :)

MK dijo...

...Enamorarse...!.Que complicado y qué facil puede resultar a veces.
Pero parece que lo tienes claro. Y ante eso , una vez tomada la decisión y en poder de la certeza, ya no caben muchas palabras.
A veces sólo una palabra , o ninguna
Y por supuesto ese beso.
Y luego todos los demás.

koolauleproso dijo...

Descon, MK, enamorarse es la "salsa de la vida", y, aunque, en verdad, no se, todavía si podré llegar a algo con Emi (espero que si, por dios), sentir otra vez ese cosquilleo en el estómago cada vez que la veo, equivale a certificar que sigo vivo.

un beso, amigas

Sirena Varada dijo...

¿Enamorarse?
Y tanto que es la salsa de la vida, Ro. Y da gusto verte proclamarlo sin buscar más excusas que un beso; un beso para sellar lo que pueda progresar en algún sentido, aunque el sentido diga que se trata de sumergirse en la eventualidad.

A ver si cambia el tiempo cuanto antes.

Un beso

koolauleproso dijo...

Y tu que lo digas, querida Sirena, a ver si cambia el tiempo de una vez, que esto es un "sin vivir".

un beso, amiga(si yo no se de que me quejo, tengo para repartir a diestro y siniestro).

koolauleproso dijo...

Y tu que lo digas, querida Sirena, a ver si cambia el tiempo de una vez, que esto es un "sin vivir".

un beso, amiga(si yo no se de que me quejo, tengo para repartir a diestro y siniestro).

Capri c'est fini dijo...

Pero ¿se ha aplazado sine die (disculpa pero me encanta esta expresión) el ineludible viaje a la Argentina de la susodicha? Uy uy, qué bien... es tu momento, disfrutalo, aprovechalo y bésalo todo lo que puedas. Un saludo.

koolauleproso dijo...

Bueno, Capri: De momento, se ha aplazado, y me da la oportunidad de que no se vaya todavía. A ver qué hago con ella, con esa oportunidad. Por lo menos, depende de mi (y de la lluvia, que si no para, no me permitirá salir de aquí-hoy, por ejemplo-).

un abrazo

El futuro bloguero dijo...

No sé como va esta historia querido Ro.

De momento, me alegra volver y al ponerme al día, - desde la celebración familiar no pasaba por aquí - y me encuentro esta preciosa entrada.

Ojala la lea tu Emi, o se la leas tu, o la revivais juntos mucho tiempo.

Voy a seguir leyendo hacia arriba, y comentaré donde tenga cosas que decir...

pero me alegré mucho de empezar a leer tus crónicas (por cierto, muchas, sí señor) y empezar por esta bonita historia.

Abrazo

koolauleproso dijo...

Hombre, FB, volviste de Zamzibar. La historia creo que ya se ha acabado. Todo se resuelve, de forma tragicómica, en la entrada del 6 de noviembre titulada, "La puerta". Lee, y verás. A lo mejor, hasta te ríes. Aunque a mi, advierto, no me hizo"ni puta gracia". Pero bueno, este suceso absolutamente veídico, puede acabar teniendo cierta comicidad.