viernes, 9 de mayo de 2008

RETRATOS DE LA LEPROSERÍA (5)

Tras el inexcusable homenaje a mi padre, por su aniversario, reanudo los "retratos de la "leprosería", en que intento presentaros a mis compañeros de domicilio actuales

MI BUEN AMIGO JUAN

Yo no creo en el destino: eso de que nuestras vidas estén “predeterminadas” por un plan previo al que no nos podemos sustraer. Pero si en el azar, que me sirve para explicar todo aquello que se escapa a la razón.
Esto viene a que, por casualidad, a lo largo de mi vida, mis mejores amigos siempre se han llamado Juan; desde mi entrañable amigo de la más tierna infancia, mi compañero de colegio, el “cubano” (1) Juan Carlos Prieto González, a mi compañero del instituto, el cordobés Juan Manuel Bernal Paños (2), y a mi amigo del alma en la universidad, el poleso (3) Juan Francisco Martínez Fuente.
Pues bien, aquí, en la “leprosería”, también he encontrado un Juan con el que tengo especial afinidad. Su nombre es Juan Alfonso González Ordóñez, y como la mayoría de los residentes aquí padece esclerosis, una cruel enfermedad degenerativa, que se traduce en la pérdida progresiva de fuerza muscular, que le ha ido incapacitando para las tareas más sencillas.
Pero Juan es una persona inteligente, independiente y con opiniones propias bien fundadas.
En su rostro casi siempre hay dibujada una sonrisa escéptica, como si por principio desconfiase de las “maravillas” que se empeñan en pintarle.
Juan es muy joven (35 años) pero ya ha perdido por completo el cabello, que debió de ser rubio.
Como he tenido un serio problema en los pies (atacados aviesamente por hongos que me impiden poner las botas ortopédicas que me sirven para, con enormes dificultades, ponerme de pie y dar unos "penosos" pasos) me “toma el pelo”, insinuando que nunca podré volver a ponerlas, a lo que yo le respondo tildándole de “cenizo”.
Ahora se ha ido todo el mes a Salamanca, donde la Asociación de esclerosis tiene un piso, que comparten periódicamente algunos enfermos.
Como José María, mi vecino argentino también se ha ido (este, definitivamente: se han acabado las obras en su ascensor), creedme que me encuentro bastante sólo y deseando que Juan vuelva (eso de retirarse presuroso a encerrarse en la propia habitación, no va mucho conmigo-echo de menos la tertulia que José María, Juan y yo manteníamos todos los días después de comer-).
Sin embargo hoy, los compañeros me tenían reservada una sorpresa: me han nombrado por aclamación (y en ausencia de candidatura alternativa alguna, portavoz del colectivo de residentes-“Jo, es que eres el que mejor te expresas”-, me espetó Cristina ante mis reticencias a aceptar el cargo -y ya sabéis lo difícil que me resulta negarle algo a una mujer, y si es guapa como es el caso, más-).
Yo sigo teniendo mis dudas, pero la mirada implorante de Cris, y la ausencia de más candidaturas, me ha hecho aceptar sin más objeciones. Como Ángel (ya os he hablado de él) y Jesús (prometo “retratarle” en breve) secundaron entusiastamente la moción, pues ya me tenéis con una nueva ocupación (y una “disculpa” nueva tras la que esconder mi pereza, je, je...).



(1).- Hijo de emigrantes españoles en Cuba, le perdí la pista hace muchos años
(2).- Se que regresó a Córdoba, cumpliendo el mayor anhelo de este rendido admirador de Carlos Cano, “Triana”, y “Medina Azahara” con quien nos “martirizaba” en su coche, haciéndonos escuchar una y otra vez las mismas canciones. (Llegué, incluso, a odiar al pobre Carlos Cano tras dar oídos por millonésima vez a aquello de “La Habana es Cádiz con más negritos, Cádiz La Habana con más salero”, hermosísima habanera por otro lado).
(3).-Natural de Pola de Siero, bullanguera villa del centro de Asturias. Lo vi por última vez en el “camping” de Tapia de Casariego, una “memorable” tarde de agosto de 1990, en que todos acabamos borrachos.

15 comentarios:

Pau Llanes dijo...

DESPEDIDA: Vengo a despedirme… Fue un placer leerte y saber que alguna vez también tú leíste los textos de Pau Llanes… Un saludo fraternal y un abrazo cómplice… Pau

El futuro bloguero dijo...

Gran retrato una vez más, amigo...

Cómo van los pies?
Ya saliste a comprar el libro a tu pater?

Abrazo

koolauleproso dijo...

.-Pau: espero que eso de que cierras el blog, sea sólo un "truco" literario: no puedes dejar huérfanos de tu inmenso talento a una cada vez más extensa legión de admiradores. No se que haríamos sin tus periódicas disertaciones llenas de belleza y verdad. No nos gastes bromas pesadas, que está muy feo.
.-FB: Los pies van cada vez mejor, y, al final, el libro se lo encargué a mis tíos, ya se lo di, y le hizo mucha ilusión.

koolauleproso dijo...

.-Pau: espero que eso de que cierras el blog, sea sólo un "truco" literario: no puedes dejar huérfanos de tu inmenso talento a una cada vez más extensa legión de admiradores. No se que haríamos sin tus periódicas disertaciones llenas de belleza y verdad. No nos gastes bromas pesadas, que está muy feo.
.-FB: Los pies van cada vez mejor, y, al final, el libro se lo encargué a mis tíos, ya se lo di, y le hizo mucha ilusión.

Sirena Varada dijo...

¡Ya tardabas!...
El título que le has puesto a este post casi lo dice todo. Tu buen amigo Juan volverá muy pronto y tengo la impresión de que se sentiría muy feliz si pudiese saber que lo necesitas.
Lo de que te hayan nombrado portavoz es estupendo para tus compañeros y tal vez para ti siempre y cuando no te sirva de excusa para esconder tu pereza.

Un beso para Juan y muchísimos recuerdos para ti.

koolauleproso dijo...

Pues muchas gracias, mi querida sirena del Mediterraneo. De mi parte, y de la de Juan, claro

MK dijo...

Ya sabia yo , cuando contaste que te mudabas de hogar , que llegarías y te harías con los corazones de todos en un plis, plás...

Por si te sirve , creo recordar un remedio naturista para proteger los piés , evitar sudoración y prevenir contagios que consiste en talquearlos con bicarbonato y luego usar calcetines de algodón o hilo.

Un abrazo , para tí y para el próximo regreso de Juan.

koolauleproso dijo...

MK, yo siempre uso calcetines de algodón o de hilo. Y ya se (a la fuerza ahorcan) que los ladinos hongos se reproducen con la humedad. Ahora, tras intentarlo inutilmente con una crema y un jabón especial, me estoy tomando unas cápsulas que me han ido bastante bien; pero gracias de todas maneras por la sugerencia.

De Juan me cuenta una auxiliar que lo conocía de antes, que está pasandoselo "pipa" en Salamanca, y que no tiene ninguna gana de volver, pero que su estancia allí será irrevocablemente hasta Junio, y que en Junio volverá aunque no le apetezca.

atikus dijo...

Se empieza siendo portavoz del colectivo de residentes y se acaba siendo alcalde de la Zona jaja!!.
Me alegro que le gustará a tu padre el Libro y que tus pies mejoren.

Lo de la coincidencia que tus mejores amigos se llamen todos Juan pues joder si se llamaran Anacleto me meto cura, pero llamandode Juan, o José, o Luis...pues va a ser que no, jajaja!!

En fin un abrazo y no dejes de retratannos a tus compis!

koolauleproso dijo...

No tengo ninguna intención de llegar a alcalde, ni iniciar una carrera "política". Creedme que este nombramiento (con el que no contaba) se ha echo por aclamación, y casi sin tenerme en cuenta. Cuando me lo comunicaron lo único que pude decir fue "bueno, no sabeis dónde os meteis".

koolauleproso dijo...

No tengo ninguna intención de llegar a alcalde, ni iniciar una carrera "política". Creedme que este nombramiento (con el que no contaba) se ha echo por aclamación, y casi sin tenerme en cuenta. Cuando me lo comunicaron lo único que pude decir fue "bueno, no sabeis dónde os meteis".

eva al desnudo dijo...

Yo igual que tu, tampoco creo en el destino, quizás un poco en las casualidades. No te sientas sólo, debes saber que no lo estas.
Un beso perezoso

koolauleproso dijo...

La verdad es que gracias a vosotros me siento menos sólo. Gracias, Eva

desconvencida dijo...

Koolau, llego tarde a este post, pero espero que a estas alturas tus pies se hayan recuperado :).

En cuanto a tu nombramiento como portavoz, no me cabe la menor duda de que es totalmente justificado...

koolauleproso dijo...

lo dudo, Descon, lo justificado que esté mi nombramiento, pero bueno...