domingo, 26 de febrero de 2012

EN LA MUERTE DE LINA ROMAY


Leyendo “El País”, en la página de obituarios, me entero del fallecimiento de Lina Romay. Musa del cine de “serie z”, fue vampira, cazadora de vampiros, amazona, agente secreto, investigadora lúbrica, pionera porno, mujer tarántula, víctima de Jack el destripador, cabaretera, presidiaria, exhibicionista  objeto de la fijación de un lúbrico voyeur (en la imagen) en quien se materializa el poco confesable deseo de cualquiera de nosotros, folklórica delirante o agente secreto.  Dotada de un físico rotundo, su belleza un tanto vulgar (salvando las distancias, como Kim Novak, parecía tener el sexo inscrito en el rostro, como le decía Alfred Hitchcock a Truffaut en su libro-entrevista “El cine según Hitchcock”), su desbordante feminidad se imponía en la pantalla. Pareja de Jesús Franco, Romay tenía ideas (y ambiciones) propias: “Amo al cine. Como actriz, como montadora, como técnico de rodaje y como espectadora. Me gustaría convertirme en una buena directora. Dicen que soy una exhibicionista. Todo actor lo es, y lo acepto gustosa. No soy una hipócrita”. Así comenzaba el documental “The Lina Romay life, the intimate confessions of an exhibitionist” (1996) de Tim Greaves y Kevin Collins.

Lina Romay tenía 57 años. Musa y compañera de ese personaje capital del cine español que se llama Jesús Franco, Rosa María Almirall (ese era su verdadero nombre) deja un hueco muy difícil de rellenar entre los admiradores del cine  bizarro y desprejuiciado que ella encarnó como nadie. Víctima de un cáncer fulminante, esta “guerrillera del cine”, nos abandonaba el pasado día 15. Descanse en paz.


11 comentarios:

Luisa dijo...

La verdad es que no la conocía, pero si trabajó tanto se merece el reconocimiento.
No solo existen las superdivas... también hay currantes de géneros clasificados inferiores pero que muchas personas gustan de ellos.
Hasta pronto KOOLAU.

koolauleproso dijo...

Sí, Luisa. La verdad es que como mejor se puede definir a Lina Romay es como una auténtica guerrillera del cine.
un saludo, amiga

laindefensiónaprendida dijo...

Yo tampoco la conocía, pero me encanta la gente que se dedica al teatro, al cine y al arte en general. Si los temas que tocaba eran eróticos, mejor para ella, eso que se llevaba por delante.
Muy buen artículo.
Un beso

Anónimo dijo...

Free games, Apps and Movies

Laura Uve dijo...

No la conocía, gracias por acercarla a través de tu post.

Me quedo un rato por tu blog...

Un abrazo!!

koolauleproso dijo...

Bienvenida a la "leprosería", Laura. Yo también me pasé por tu U-topía, y me gustó lo que vi.
Un beso

NoSurrender dijo...

Hacía siglos que no sabía nada de ella. La he reconocido enseguida. Es parte de toda una cultura, sí. Descanse en paz.

koolauleproso dijo...

Doctor Lagarto, encantado de tenerte por aquí. Yo también hacía mucho que no sabía nada de ella, cuando el otro día, leyendo distraidamente las necrológicas de "El País" reparé en esta triste noticia.

koolauleproso dijo...

Doctor Lagarto, encantado de tenerte por aquí. Yo también hacía mucho que no sabía nada de ella, cuando el otro día, leyendo distraidamente las necrológicas de "El País" reparé en esta triste noticia.

Antígona dijo...

Hola Koolau, tampoco yo conocía de la existencia de esta mujer, aunque a lo mejor sí haya visto películas suyas y no consigo recordarla.

Me ha gustado lo que dice del exhibicionismo. Para mí está claro, todo actor lo es aunque nunca se haya desnudado en pantalla. Hay gente a la que le gusta que le miren y gente que no. Pero los actores sólo pueden formar parte del primer grupo.

Con esas declaraciones suyas, estoy segura de que el documental será interesante. ¿Lo has visto?

Un beso!

koolauleproso dijo...

Pues, no. Por desgracia no lo he visto (no debe ser fácil acceder a él). Confieso que hablo "de oidas". Yo no soy nada exhibicionista (como modesto hiostoriador del arte me alineo más bien en el bando de los "voyeurs" -que necesitamos a los exhibicionistas para justificar nuestra misma existencia-). Por eso este personaje me resultó desde siempre tan interesante, y lencontrarme con la noticia de su muerte me conmocionó.
otro beso para ti, amiga