jueves, 14 de abril de 2011

LO QUE SE AVECINA

Uno de los indiscutibles logros del ya agonizante mandato de José Luis Rodríguez Zapatero ha sido la regeneración de Radio Televisión Española. Es un mérito que no se le puede negar. Con valentía innegable consiguió separar a la radio y a la televisión pública del férreo control del gobierno de turno, privándose, contra la opinión de muchos “próceres” de su propio partido, de un formidable instrumento de propaganda.


Yo creía que este cambio iba a ser irreversible, pero observo preocupantes movimientos al respecto. Pese a la probada ecuanimidad de los informativos de la tv pública en los últimos tiempos, el PP parece no estar conforme. El senador valenciano José María Chiquillo así lo ha puesto de manifiesto en interpelación parlamentaria en la que, contra toda evidencia, se queja del trato, según él “infamante” que los informativos de la cadena pública regalan al PP. Ya habían adelantado que el actual modelo de tv sin publicidad es insostenible. Que pequeños bloques publicitarios serán necesarios para financiar la televisión. Si, como parece, ganan las elecciones de 2012, preparémonos para que la publicidad vuelva a hacerse dueña de la parrilla de RTVE. Pero esto no es lo más preocupante. Lo peor puede ser el regreso de unos informativos “de partido” en manos, pongamos por caso, de María Dolores de Cospedal. Como diría Miguel Ángel Aguilar, “Atentos…”

7 comentarios:

Le poinçonneur dijo...

Últimamente no hago más que darte la razón, pero es cierto que uno de los grandes aciertos del PSOE ha sido la dignificación de RTVE. No tienes más que ver programas como "La noche en 24 horas" para ver la diferencia sideral entre una tertulia política plural y de calidad y los gatos aguados.

El auténtico drama de Zapatero ha sido tirar a la basura en la segunda legislatura todo lo conseguido en la primera, a resultas de lo cual vamos a tener algo mucho PPeor.

Y ya te digo: la meto entre las zarzas antes que votar a segun quién.

koolauleproso dijo...

Yo ya he decidido abstenerme en las autonómicas y municipales, pero no lo tengo tan seguro en las generales, ya ves. A lo mejor (o cabría más bien decir, a lo peor) me acabo decantando por el voto útil. Entre lo malo y lo peor, es posible que merezca la pena, decidirse por lo simplemente malo. Veremos...

Sergio dijo...

Totalmente de acuerdo, aunque cualquier mérito pasado queda eclipsado por los deméritos presentes.
Nos deberíamos plantear, como en "Ensayo sobre la lucidez", del gran José Saramago, dejando las urnas vacías y esperando la cara atónita de nuestros gobiernos.
Es para eso y más.

koolauleproso dijo...

Bienvenido a la "Leprosería", Sergio.
Sí, pero algo más hay que hacer: un grupo muy interesante plantea movilizaciones los días 15 de cada mes. Para más información consultar http://democraciarealya.es

Piru dijo...

¡Coño, para sandez, ésto!

koolauleproso dijo...

Me parece bien la discrepancia, Piru. Aquí no censuraré a nadie

koolauleproso dijo...

Piru, quizás a ti te pareciese mejor la TVE de Aznar o Felipe González, o, claro, qué tonto soy, la muy ecuánime, Intereconomía, ese prodigio de tv, tolerante en extremo, siempre con una línea editorial basada en la imparcialidad y el no sectarisno.
Y ya se que tu tampoco censuraste mi comentario en tu blog del que, por otro lado, tampoco es que esté demasiado orgulloso (ya estuve más brillante, es cierto)