jueves, 21 de mayo de 2009

LA ROSA


Es su cumpleaños. Le regalo una rosa. Roja. Un capullo “reventón”. Junto con películas. Lo recibe con sorpresa. Incluso con alborozo. Agradecida. Me pongo nervioso. Y le doy las gracias a mi vez. Por su agradecimiento.
Hacía mucho que no le compraba flores a una mujer. Por la noche, mientras estoy cenando, me telefonea. Me cuenta que acaba de poner la rosa en agua. En un búcaro. A ver si aguanta sin marchitarse. Me repite su agradecimiento. Por todo.
Y, como todas las noches, la imagino. Pero esta vez en su imagen, recurrente, hay un componente nuevo: la rosa.
Y ya veo cómo sus dedos largos acarician los pétalos. Y cómo la rosa (mi rosa) se desliza por su vientre. Y sus pétalos rozan levemente los pezones, acaso ya erguidos, de sus pechos pequeños pero bien conformados. Y percibo cómo deja escapar un gemido de placer, que se superpone a los míos, estos no imaginarios, si no reales.
Y afanado en estos dulces quehaceres me quedo dormido.

Y cuando me despierto, al día siguiente, una mancha amarillenta en mis sábanas es el único rastro de esa noche turbulenta.

Definitivamente, debo ser un enfermo

7 comentarios:

Le Mosquito dijo...

Vaya. Bienvenido al club.

El futuro bloguero dijo...

Enfermo serías si no te pasara lo que te pasa, cuando se junta imaginación y deseo contenido, pues... es inevitable.

Una sensación estupenda, por otra parte.

El futuro bloguero dijo...

Enfermo serías si no te pasara lo que te pasa, cuando se junta imaginación y deseo contenido, pues... es inevitable.

Una sensación estupenda, por otra parte.

koolauleproso dijo...

Digamos que no me avergüenza en absoluto, FB.

Mosquito, ¿a qué club? ¿pajilleros sin fronteras?

atikus dijo...

Será deseo no contenido, que ta bien...contenido es en plan cura que no mola jeje!!

salud y bien por la rosa

lula Fortune dijo...

Qué vas a ser un enfermo! a ti lo que te va es la marcha, mi niño jajajajajaja.
Besos golfos.

koolauleproso dijo...

Creo que aciertas, Lula, plenamente