domingo, 14 de diciembre de 2008

¿SOBREVIVIRÁ LA "LEPROSERÍA"?

A Paz, Mónica, Begoña, Loli, Estela y todas las demás “víctimas”.

No, no es ponerse “trágico”, pero los últimos acontecimientos aquí me hacen ser más pesimista que nunca sobre el futuro de esta mi casa (la real, en ningún caso esta virtual que tantas satisfacciones me da).
Viene esto a la disparatada política de personal que lleva a cabo la dirección de este centro, basada en la arbitrariedad y el capricho, y que consiste, contra la más mínima racionalidad, en castigar a los mejores, y premiar a los más mediocres (o no tanto capricho, porque los “mejores” suelen tener la comprometida costumbre de pensar y, por tanto, cuestionarse el funcionamiento de las cosas, por lo que son siempre peligrosos para el poder establecido).
Recordareis que hace algún tiempo os contaba que la mala situación aquí me había obligado a llamar al Principado de Asturias, en busca de algún remedio, y de la un tanto decepcionante respuesta que se me dio.
A los pocos días, la señora directora me llamaba a su despacho, y me refería las continuas quejas que le estaban llegando, y que ella sabía eran por mi causa, y me “amenazaba”, si bien difusamente, con alguna represalia si seguía por ese camino.
Pues bien, luego sucedió el confuso episodio que acabó con Carmen en la calle, si bien había dos precedentes anteriores (Amina y María) aunque por lo menos en este caso de Carmen, la dirección se tomó la molestia de buscarse una excusa (si bien muy difícilmente creíble) para “librarse” de ella-el caso está ahora en los tribunales-.

Antes, la imprevista, y descorazonadora baja de la educadora Nuria, aunque parece que se marchó por “decisión propia” ante la divergencia de criterio con la dirección -todavía hay quien coloca su propia dignidad por encima de sus conveniencias, y la valiente Nuria es un caso admirable de esta “especie en extinción”-.
Y antesdeayer, la culminación de esta lamentable serie de despropósitos: la dirección le comunicaba a una serie de trabajadoras (mi entrañable Paz, la pequeña Mónica, la “guasona” Begoña, la “rubensiana” Estela, la gobernanta Loli, que “agradecía sus servicios”, pero que sus contratos espiraban el 31 de diciembre, y no entraba en los planes de la empresa, renovarlos (casualmente todas estas trabajadoras eran las “abajo firmantes” de un escrito que hace tiempo denunciaba las flagrantes irregularidades de este equipamiento) (1).
Como estoy harto y, aún reconociendo que, quizás por la inyección de dinero que ha conllevado la puesta en marcha del centro de día, las comidas (en calidad y cantidad) habían mejorado, denuncio, con la limitada publicidad que pueda tener este rincón de la bloggosfera, la incompetente y arbitraria gestión de la directora de este centro, Dña. Aurelia García, al fin y al cabo, en quien, por su cargo, cabe hacerse recaer la responsabilidad de todos estos despropósitos.
Por todo ello, me tengo que hacer la pregunta del título ¿sobrevivirá la “leprosería” a esta serie de calamidades?, o será demasiado para ella.

Las perspectivas para el año nuevo (privado de la compañía y el apoyo de algunas de las que ya considero, mis mejores amigas) oscilan pues entre lo nefasto y lo trágico.

Feliz navidad, amigos (y encima eso, que ya están aquí las dichosas fiestas otra vez).

¡Qué depresión!

(1).-Comunicación que se hacía extensible al cocinero Benito, y al portero de la tarde, Luis.

5 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

No sé si será oportuno, pero si nos dices cómo o a quién, podríamos enviar muchos o algunos, cartas, emails o comunicados a donde haga falta.

No dudes del poder que tiene la queja y la reclamación.

bueno, al menos lo intentamos...

A tu disposición Ro.

Enrique dijo...

Me lo imaginaba pero creia que no llegaría el día. Hoy vuelve a ser otro día triste para mi leer tu blog. He conocido a buenas personas y buenas/os profesionales en la Residencia y todas/os, tarde o temprano, no son del gusto de la "dirección", que parece que no quiere tener a su lado a gente competente. Esto es una vergüenza.

Desde aquí transmiteles un fuerte abrazo de mi parte, Ro y diles que estoy a su disposición para lo que necesiten.

Un saludo,

koolauleproso dijo...

.-FB: Gracias, la verdad es que esta entrada es un desahogo ante una situación que me afecta ppersonalmente (yo "exorcizo" mis fantasmas escribiendo, y esta situación, que tanto me afecta personalmente, oscila entre lo fantasmagórico y lo infernal).
Ni se me había pasado por la cabeza la posibilidad de "inundar" la Consejería de Bienestar Social del Principado de Asturias con una lluvia de e-mails de mis amigos de la bloggosfera, pero ahora que lo dices, no me parece mala idea.
En fin, seguiremos en contacto, y ya veremos.
.-Enrique: tu, mejor que nadie, sabes cómo funcionan las cosas en COCEMFE, y quien es el máximo responsable de todas estas "tragedias", que tampoco es Aurelia, si no que el problema está en alguien muy poderoso de "más arriba", cuyos métodos "mafiosos" ya conocía antes de entrar a vivir aquí.

un abrazo, amigo

nuria dijo...

me uno a la opinion de enrique; yo tambien pensé que al final se lo pensarian, pero veo que me equivoqué.que error tan gran grande han cometido!son grandes profesionales y mejor personas, no se merecen este final.
Todo mi apoyo para ellos/as y para vosotros/as.
ya sabeis que no estais solos/as, verdad?;)
MUCHOS ANIMOS AMIGO!!

koolauleproso dijo...

Ya he aclarado, Nuria, que aún queda una esperanza, remota, pero esperanza, al fin y al cabo, de que este despropósito no se culmine.