miércoles, 30 de julio de 2008

MI "GINECEO" PARTICULAR



Algo muy bueno ha sucedido en mi vida en los meses que llevo viviendo aquí, en la “leprosería”. Como si los caprichosos dioses hubiesen querido satisfacer mis menos confesables deseos, me han concedido (sin pedirlo siquiera) un sueño que todavía me cuesta aceptar que sea realidad: vivir rodeado, cuidado, atendido por mujeres. Conocéis (ver mi entrada “autobiográfica” “Filias y fobias de un leproso” –fechada el 29 de julio de 2007- mi devoción al género femenino).
Pues bien, aquí, en la “leprosería”, la casi totalidad del personal empleado son mujeres (habrá, no obstante, que mencionar al cocinero Benito y al portero de la tarde, Luis, y al sustituto de este, mientras duran sus vacaciones, Valentín y al joven fisioterapeuta Álvaro).
Y como si, un demiurgo travieso hubiese leído aquella entrada, las hay altas, bajas, jóvenes, mayores, gordas, flacas…, pero, sobre todo, son mujeres.
Yo, lo sabéis, me siento particularmente a gusto rodeado del género femenino, por lo que esta situación me llena de alegría: el desgarbado deambular de la jovencísima y siempre amable Lucía, la belleza “rubensiana” de la rubita Estela, la belleza espectacular de la “portera de la mañana” Raquel (cuando como cada mañana me devuelve mi saludo con una sonrisa, yo me derrito; "menudo monumento", me dijo el otro día Juan, cuando nos la cruzamos al salir del ascensor, y yo no pude estar más de acuerdo ante esa verdad incontestable), la simpatía de la robusta Tere, que me maneja como a una pluma, la alegría de Luisa o la peliroja Isabel, el trato siempre campechano de la supervisora Chus, la amabilidad de la pequeña Mónica, la bondad de Carmen, que sabe complementar también con una fina capacidad de ironía, siempre preocupándose de los que menos se valen; la inteligencia de Begoña, siempre escéptica y bromista, y, por encima de todas siempre mi “paz en guerra” (1), tan pequeñita y menuda multiplicándose en nuestra ayuda; y Nuria , (que se me había olvidado) una psicóloga rubita y menuda que nos hace las largas tardes más agradables, a la vez que mantiene nuestros cerebros siempre alerta (porque aquí, tendemos a acomodarnos, y "dejarnos ir"). Y Loli, "gobernanta" del comedor y encargada de la lavandería. Y Feli (que tiene un curioso parecido con la televisiva "Aida") y Pepa, las limpiadoras; y Vicki, mi joven y guapa fisioterapeuta.
Me cuesta, creedme, imaginar mi vida sin ellas. No se cómo he podido pasarme 42 años sin disfrutar de sus atenciones. En apenas un semestre han conseguido que no eche demasiado de menos a mi querida madre, ni a mi vida anterior, en casa de mis padres, en donde no obstante, sigo pasando fines de semana alternos, con mucho gusto pues continúo echando de menos a esa pareja de ancianos adorables.
(1).- Ver la entrada “Paz en guerra”, fechada el 24 de mayo

17 comentarios:

Emily dijo...

Que continues siempre rodeado de mujeres, sean como sean. Te imaginas que contratan a Diana Krall? jeje. Sigue así...

koolauleproso dijo...

¿a Diana Krall? Y a Leonor Watling, y a tantas y tantas...

atikus dijo...

Vaya post mas Almovodoriano jeje!!...podría titularse "Mujeres al borde de Koolau", y es que, que sería de nuestras vidas sin las mujeres, no se puede vivir con ellas ni sin ellas ;)

mas bien sin ellas!...que si no se enfadan!

koolauleproso dijo...

Yo, lo sabes, tengo mis reticencias con Almodóvar , aunque creo que ha hecho alguna película extraordinaria ("Hable con ella", "¿Qué he hecho yo para merecer esto?), junto con alguna rematadamente mala ("Kika", "Volver",-ya conoces mi fobia insuperable a "Pe"-,"Todo sobre mi madre"-por la misma razón-, y la autobiográfica pero fallida "La mala educación"). Sin embargo en lo que si coincido con él, es en la devoción por el género femenino, y, en mi caso, a diferencia del suyo, no sólo es una devoción platónica,si no que pretende (casi siempre de manera frustrada, eso si) ir más allá.

El futuro bloguero dijo...

Mi devoción por lo femenino, está más en la idolatración de la belleza y la sublimación de sus encantos teóricos...

Pêro trabajo como sabes en la DG de la Mujer. Y solo trabajo con mujeres, y todas sus conversaciones son de mujeres, y todas las jefas son mujeres, y todo son mujeres y mujeres.

Y satura un poco.

Me gustan, mucho, mucho, pero... prefiero la variedad.

Abrazos a tus padres, cada dos fines de semana...

koolauleproso dijo...

Creo que ya comenté en tu blog lo que envidiaba tu trabajo, precisamente por esa circunstancia

Sirena Varada dijo...

Yo juraría que todas las mujeres (y mira que somos variedad) tenemos algo en común: apreciamos particularmente en un hombre la inteligencia y el sentido del humor, y desde luego tú lo tienes todo ganado.
Como seguidora de tu blog ya sabía de tu devoción por el género femenino (me viene a la cabeza tu musa Charo López) y ahora que conozco tu "gineceo particular" me alegro de que disfrutes tanto de su presencia, de su compañía, de sus cuidados, y sobre todo que valorares las mejores cualidades de cada una de ellas. Por eso no me cabe la menor duda de que ellas también están felices contigo y encantadas de tenerte tan cerca.

También yo mando abrazos a tus padres y otro para ti, claro.

koolauleproso dijo...

Gracias por lo que me toca, querida Sirena, pero lo veo más bien exagerado y producto de la amistad que nos une.

Ya le tasmitiré a mis padres tus abrazos

eva al desnudo dijo...

Buenos dias Koolau

No sabes como admiro a todas estas mujeres, a estas "Paces".

No sé si sabran que has escrito sobre ellas, pero yo que tú se lo diría de inmediato. Tu franqueza, también es admirable.

Un beso de mujer

koolauleproso dijo...

Se van enterando poco a poco.
Gracias por el beso

koolauleproso dijo...

esto es una prueba

Tere dijo...

Aunque tarde no quiero dejar de darte las gracias por la parte que me toca, sabes que pienso seguir dándote la "tabarra" para que sigas escribiendo. Y como decía Thomas Chalmers: La dicha de la vida consiste en tener siempre algo que hacer, alguien a quien amar y alguna cosa que esperar.

koolauleproso dijo...

Gracias por pasarte por aquí, Tere; y por darme la "tabarra", que yo necesito que me "piquen" porque, como sabes bien, soy muy, muy vago.

ya nos vemos.

Madama dijo...

Gracias por la parte que me corresponde, y que te agradezco reconociendo mis cualidades....no estoy en mis mejores horas...pero te aseguro que renaceré como el "ave fenix" y seguiré en mi linea.

koolauleproso dijo...

Animo, Bego, que aquí estamos contigo para lo que sea.

Madama dijo...

Gracias, gracias. gracias.. de verdad, es encantador leer el reconocimiento personal y laboral de las personas. Aparte de nuestra vocación a este bonito trabajo, es el cariño que os tenemos. Gracias de nuevo.

koolauleproso dijo...

No hay de qué, Bego. Sabes que aquí se os quiere de verdad, a pesar de todas las las "intoxicaciones" y cosas raras que pretenden enturbiar el ambiente y la convivencia aquí.