lunes, 14 de abril de 2008

RETRATOS DE LA "LEPROSERÍA (4)

JOSÉ MARÍA, EL "ARGENTINO"

José María vive en la habitación contigua. Es bonaerense, hijo de un inquieto marino gijonés y una danesa que todavía vive (ya sabéis, Argentina, tierra de mestizajes...)
Cuenta cómo acabó en las “acogedoras” instalaciones de la tristemente famosa Escuela de Mecánica de la Armada, allá por el año 1977.
Cuenta cómo fue torturado, por ser simplemente simpatizante de la izquierda.
Cuenta cómo se libró “por un pelo” de ser “obsequiado” con un billete gratuito en uno de los “viajes de la muerte”.
Cuenta cómo se despidió de algún compañero que si participó en uno de esos viajes sin billete de vuelta, y de cómo el camarada en cuestión se dirigía confiado hacia ese lugar del que no regresaría jamás.
Cuenta, sin poder evitar una sonrisa, como a un cuñado suyo, “más católico que el papa y más de derechas que Franco”, le confundieron en plena ordalía torturadora, y también acabó en la infausta E.S.M.A.
Cuenta todas estas cosas mi amigo José María que ha vivido mucho, y que espero tenga que vivir mucho más todavía, pues es el mayor de los residentes aquí (57 años, los que, cuenta, vivió su inquieto padre, el marino, hasta que un cruel cáncer acabó con su vida).
José María, que ya ha perdido el cabello, debió de ser pelirrojo (pues luce un espléndido mostacho de ese color).
No ha tenido una vida fácil, José María, y, para colmo, un accidente cerebral le paralizó la mitad del cuerpo hace un par de años, cuando había regresado a la tierra de su padre, huyendo de la enésima crisis económica que asolaba el “país austral”.
Está aquí temporalmente, mientras le arreglan el ascensor de su casa. Creedme, que cuando se marche le voy a echar mucho de menos.
Será difícil desayunar privado de su conversación, de sus ¡Qué “pelotudo”!..., asombrado ante cualquier tontería que le cuento, de sus “está macanudo esto”, si le gusta la comida, de su sonrisa irónica, de sus “¿Qué hubo, muchachos?”, cuando nos encontramos después de comer al salir del ascensor.
Por eso, espero con temor el día que nos diga, con su peculiar acento porteño, “Muchachos, ya acabaron las obras, me voy”, y es que hay amigos a los que duele verles alejarse, aunque permanezcan para siempre en nuestro corazón.

22 comentarios:

DianNa_ dijo...

Precioso relato de tu vida niño, genial.
Por nuestras vidas pasa tanta gente... lo malo es que también se pierde a mucha ... paciencia.

Besos y me alegro de que ya tengas tu wifi^^

koolauleproso dijo...

Gracias, Dianna (Silvia). Se puede decir lo de la sevillana famosa:"Cuando un amigo se va..."
Pero todavía no se fue. Conste.

Un beso, brujita

Anónimo dijo...

Pensé que hoy dedcarias tu comentario en el blog a la fecha, 14 abril. Besos, Luis

koolauleproso dijo...

Vaya, Luis: tengo que confesar que se me mpasó la fecha. A ver cómo lo puedo arreglar.

un abrazo

SirenaVarada dijo...

Yo también estaría ya echando de menos al hombre de sonrisa irónica y su tertulia. Me temo que Jose María es un "pelotudo", suponiendo que eso signifique lo mismo que "cojo..."
Un abrazo para él y mucha suerte, de la buena.

(Todo ello si consigo colgar este comentario, pues es la tercera vez que vengo por aquí y no hay manera)

koolauleproso dijo...

Me parece que "pelotudo"es un calificativo de semántica amplia y variable. Puede traducirse como tu insinuas, pero también como "tonto y de pocas luces". Desde luego esta última acepción no tiene nada que ver con José María.

El futuro bloguero dijo...

Me gustan tus descripciones Koolau, ya sabes. Me encanta tu esfuerzo y dedicación, y que hayas logrado colocar el premio, jaja, enhorabuena otra vez.

Me has vencido en la pereza, y ahora el vencido soy yo. Tengo que publicar algo ya.

Un abrazo.

Si puedo, esta tarde caerá el post.

koolauleproso dijo...

Cuidado, FB, que a los que trabajan mucho les acecha una hernia, o algo peor.
Sin "stresarse".
Por tu salud, y la mía.

koolauleproso dijo...

Quedo esperando esa entrada, no obstante.

Pau Llanes dijo...

Hola, soy Pau Llanes... (martes, abril 15, 2008)

AVISO: ALGUIEN HA SUPLANTADO LA IDENTIDAD DE PAU LLANES Y VA HACIENDO COMENTARIOS DESPECTIVOS EN MI NOMBRE EN BLOGS CONOCIDOS Y DESCONOCIDOS...

Como saben los que asiduamente vienen a “Arterapia Sentimental” ése no es mi estilo ni modo de expresarme en los comentarios en vuestros blogs… Los que entráis indignados sabed que yo lo estoy igual o más que vosotros… y espero que con ayuda de todos podamos librarnos de esa plaga lo más pronto posible. Os agradecería consejos al respecto. La prueba más evidente de esta suplantación la tenéis en el logo de Blogspot que aparece a la izquierda de los comentarios auténticos, ya que yo siempre los hago desde mi cuenta. En el caso del/a impostor/a su logo es un peón de ajedrez, es decir anónimo… Lo que hace es direccionar a la URL de este blog… Por favor, os ruego borréis esos comentarios que no me pertenecen. Gracias por vuestra comprensión y disculpad estas molestias indeseables… Sed bienvenidos siempre a la lectura de “Arterapia Sentimental”… Un abrazo: Pau Llanes, su servidor...

koolauleproso dijo...

Vaya, Pau: Siento mucho que hayas sido víctima de ese "atentado" cibernético.
Voy a revisar mis anteriores entrada, a ver si el intruso se me ha colado; aunque, pensandolo bien, poco podría hacer: no se borrar un comentario ya publicado (y es que mi impericia en estos menesteres es monumental).

MK dijo...

Quizás no lo pierdas...quizás esto haya sido el principio de una larga amistad.
Creo que tus compañeros , tal como los describes tienen cuerda y madera como para seguir contándonos muchas vivencias más.
Esos retratos de la leproseria han echado a andar de tu mano y vete tu a saber hasta donde te llevarán.
Así que tendrás que dosificar la pereza...

koolauleproso dijo...

Se marcha dentro de una semana, pero me ha dicho que seguirá viniendo al "centro de día" y al gimnasio.

koolauleproso dijo...

Lo de dosificar la pereza es lo más difícil: sabes que tiendo inevitablemente a darle rienda suelta, y dejarla en libertad: pobrecita...

atikus dijo...

La verdad es que no es por ser pesimista pero seguro que le echas de menos porque los porteños tienen buena labia, pero tampoco se puede ser egoista y no querer que se vaya a su casa, jeje!!...supongo que habrá mas gente simpática por allí o es que son todos unos bordes!!
Bueno, seguro que de todas fomas José María segirá pasandose por allí.

Lo de la pereza creo que es contagioso, ultimamente yo estoy notandome bastante perezoso, será un virus del FB??

koolauleproso dijo...

Hombre, Atikus, aquí, borde, lo que se dice borde, sólo hay uno. Dudo si incluir su retrato o no. Por un lado, no quiero líos, y por otro no me apetece autocensurarme ni mentir, así que, como mínimo, lo dejaré para los últimos.

Y Yo no necesitaba al amigo FB para estimular mi pereza. Soy vago de nacimiento (es una cualidad innata).

koolauleproso dijo...

Hombre, Atikus, aquí, borde, lo que se dice borde, sólo hay uno. Dudo si incluir su retrato o no. Por un lado, no quiero líos, y por otro no me apetece autocensurarme ni mentir, así que, como mínimo, lo dejaré para los últimos.

Y Yo no necesitaba al amigo FB para estimular mi pereza. Soy vago de nacimiento (es una cualidad innata).

Lula Fortune dijo...

Oye, ¿Cuántos vivís ahí? a mí lo que me da pena es que se acaben tus retratos. Besos inacabables.
(Por cierto Pau, a mí también me suplantaron diciendo guarrerías varias en blogs de amigos)

koolauleproso dijo...

Pues, de momento somos 12, pero el centro está preparado para 21 (17 fijos y 4 temporales). Si has visto la excelente película francesa, "Nacional 7" (Jean Pierre Sinapi, 2000) esto es lo más parecido que te puedas encontrar.
besos infinitos

Pau Llanes dijo...

un saludo, kolau... te leo y alguna vez te releo cuando vengo a recolectarte... pau llanes

atikus dijo...

jeje...que no te quiero meter en un lío ;)
deja no te metas con nadie no sea que lean el blog y luego te pongan algo raro en la comida )

abrazos

koolauleproso dijo...

.-Pau: gracias por tu fidelidad; aqu� siempre ser�s bienvenido.
.-Atikus: como no quiero "l�os", ese retrato un tanto "cr�tico", lo dejar� para los �ltimos.