domingo, 17 de agosto de 2014

MURCIA


Afortunadamente,  Murcia es mucho más que aquel infame programa titulado “Murcia, qué hermosa eres”. Porque Murcia es hermosa, sí; Pero su belleza poco tiene que ver con horteras como Ramón García y Norma Duval, infaustos presentadores de aquel programa nefasto de hace ya unos años, que pretendía celebrar los faustos de la burbuja inmobiliaria, cuyas consecuencias seguimos pagando todos.
 
No, Murcia es hermosa en sí misma, como lo es la portada barroca de su catedral de Jaime Bort, como lo son sus parques y sus puentes sobre el Segura, como lo son sus Salzillos (ligeros y un tanto rococós) y, en consonancia,  su Semana Santa (un auténtico festival de los sentidos, desde el gusto –caramelones de miel- al oído y, por supuesto, la vista).
 
Murcia son parques a la vera del Segura donde refugiarse del calor con un granizado, bajo la palmera de la Plaza de las Flores. Son vegas de flores y ciruelos. Es un sol que te lame la piel y te la tuesta levemente, mientras, como por descuido, se va infiltrando en tu epidermis, para allí ejercer su labor vivificante


viernes, 15 de agosto de 2014

PILOTO FRUSTRADO


Trajinando con viejas fotos, me encontré con esta: somos 4 de los 5 primos por parte de padre en algún verano pretérito en la playa de San Lorenzo (la Iglesia de San Pedro, al fondo), en Gijón, e ilustra uno de los más sonados berrinches que protagonicé (aunque yo era un niño asquerosamente juicioso, y tampoco fueron muchos).

Pues ahí estoy, al lado de mi prima Marite, en plena llantina, relegado por mis primos Jorge (el mayor) y Mario (de mi misma edad) a la parte de atrás de la presunta lancha, que habíamos construido entre los cuatro en la arena.

El arrebato estaba más que justificado: “Pero yo quiero pilotaaar”.

sábado, 2 de agosto de 2014

MONSIEUR HULOT EN LA PISCINA

Aquí estoy con el monitor de COCEMFE, Javi, un joven granadino de 26 años. Su talante generoso y solidario, desmonta  algunos de los tópicos más extendidos sobre la juventud actual.
Al ver esta foto, mi amiga Emi, me hizo ver, entre risas, el curioso parecido que presento, despatarrado en la piscina, con un Monsieur Hulot de Jacques Tati flotante y bastante
ridículo.
 

OLEZA

A Sirena Varada, ella sabe por qué


También estuve en Orihuela (la imaginaria Oleza del gran Gabriel Miró, en su formidable díptico de "El obispo leproso" y "Nuestro Padre San Daniel", una pequeña ciudad -con catedral y Universidad- donde se suceden las flores, los conventos, y la deliciosa "leche preparada" -leche fría con canela y limón-,  sin duda el mejor antídoto contra el calor).
Aquí estoy, con mi amiga Bego, en el claustro del convento de Santo Domingo, mandado construir por el prócer local, el dominico Fernando de Loazes
El contraste entre el adusto exterior, y el luminoso interior sorprende al espectador:
Un interior que parece reflejar la luz de los amaneceres murcianos: